Natalia e Isidro

BODA EN MEDINA DE RIOSECO

BODA EN MEDINA DE RIOSECO, Las bodas en Medina de Rioseco son muy especiales porque cuentan con ingredientes típicos de las celebraciones de los pueblos y muy diferentes a las bodas que se realizan en las ciudades. como fotógrafo de bodas en Valladolid de Isidro y Natalia en Medina de Rioseco es una boda fue una boda muy especial. Natalia e Isidro son una pareja muy especial que llevan muchos años juntos. Cuando se plantearon celebrar su boda en Medina de Rioseco tuvieron que negociar entre ellos porque aunque los dos son de pueblo, pertenecen a pueblos distintos, y el pueblo de uno mismo siempre es el mejor. Natalia es de Medina de Rioseco y Isidro es de Mayorga y tal y como manda la tradición decidieron celebrar la misa en el pueblo de la novia. Cuando se celebran  bodas en los pueblos, siempre se celebra en el pueblo de la novia, aunque últimamente la vida moderna está rompiendo esa tradición y ambas partes consensan realizar su boda en la capital de provincia más próxima a ambas localidades. Esto es una tendencia que no se impuso en la boda en Medina de Rioseco de Natalia e Isidro.

FOTOGRAFOS DE BODA EN MEDINA DE RIOSECO

La verdad es que fue una boda en la que Isidro tuvo que negociar muchas cosas con Natalia, porque lo que más importancia le daba el novio al día de su boda era la celebración con sus invitados y familiares.  Por eso tuvieron que empezar negociando dónde realizar la boda y posteriormente, una vez que ya contrataron nuestros servicios fotográficos, dónde realizarían sus fotografías de preboda. Decidieron realizar su preboda en Mayorga en el pueblo de Isidro y, luego, celebrar su boda en Medina de Rioseco. Lo cierto es que la gran fiesta la celebraron en el

El Madrileño que está muy cerquita de la localidad de Mayorga.

MEJOR FOTOGRAFO EN BODA EN MEDINA DE RIOSECO

En las bodas rurales la celebración de tipo religiosa es que otra característica fundamental. El 99% de las bodas en los pueblos son católicas porque aquí la tradición es muy fuerte aunque la pareja no tenga una convicción religiosa. En ocasiones realizan este rito por respeto hacia sus padres o los mayores de su familia. Además en los pueblos se percibe una gran cercanía y familiaridad entre las parejas casaderas y todos los vecinos, aspecto inadvertido en las capitales de provincia. Los fotógrafos de boda en Medina de Rioseco encontramos un montón de puertas abiertas y de facilidades para nuestro trabajo, por ejemplo si los fotógrafos queremos ver la Iglesia porque es una iglesia que no conocemos o no hemos estado nunca y queremos valorar un poco las condiciones de iluminación, se lo decimos a los novios y el mismo día de la preboda llaman a una puerta o vocean a una casa e inmediatamente un vecino les dan las llaves.

BODAS, BODA EN MEDINA DE RIOSECO

Podemos ir a verla sin necesidad de que nos acompañe nadie más y ver las condiciones de iluminación, impensable en la ciudad ya que muchos curas comparten iglesia. Esto sucede también con los restaurantes, porque en las bodas en Medina de Rioseco vemos que que si estamos trabajando por la zona siempre nos encontramos con las puertas abiertas y con personal con muy buena predisposición para facilitarnos el trabajo. Esto es algo que se echa de menos en las las bodas que se celebran en la ciudad, donde todo es mucho más frío y no existe esa confianza entre los responsables del restaurante y las parejas casaderas de las bodas. Por esta razón siempre es un auténtico placer hacer bodas en Medina de Rioseco.

EL MEJOR FOTÓGRAFO DE MEDINA DE RIOSECO

BODA EN MEDINA DE RIOSECO

Pero también por otras muchas razones, por ejemplo por lo característico de los preparativos de los novios. En este caso pues al ser naturales de pueblos diferentes cada una de las partes se prepara en la casa de sus padres y los momentos de peluquería y maquillaje se realizan en las casas. En las bodas urbanas la mayoría de los novios acude al establecimiento correspondiente y son menos los casos en los que el profesional se traslada al domicilio de la pareja. En las bodas en Medina de Rioseco, los estilistas van directamente a casa de los padres de los novios y además no solamente preparan al novio o a la novia, sino que además peinan y maquillan a la mamá, a las hermanas, a las tías, a sobrinas, a las damas de honor y en definitiva a todo el que pare por allí. Esto nos proporciona instantáneas mucho más interesantes que las que se producen en las bodas en la ciudad.

FOTOS DE BODA EN MEDINA DE RIOSECO

En los pueblos también tiene la costumbre de esperar todo el pueblo a la salida de la puerta de la casa los novios. A parte de los invitados hay además un montón de personas que son vecinos y que no están directamente invitados pero que se unen para felicitar y dar sus mejores deseos a la pareja en su boda. Esto ocurre en general en todos los pueblos, pero en las bodas en Medina de Rioseco, los vecinos y espontáneos esperan en la puerta de la Iglesia, mientras que los invitados suelen acompañar a los novios. Allí aparece la novia o bien en coche, o como en el caso de Natalia, aparece en una calesa preciosa acompañada de su padre y uno de los sobrinos que es el que abrió el paso a la novia en la Iglesia.

CEREMONIAS DE BODA EN MEDINA DE RIOSECO

Hay que tener en cuenta, que en esta boda en Medina de Rioseco los novios decidieron contratar los servicios de una calesa y esto es algo que se realiza mejor en los pueblos, porque de la puerta de la casa de los padres de la novia a la iglesia hay un paseo en el que a pesar de ser las típicas calles pequeñas y estrecha de Medina de Rioseco, pues para nada interfiere en el tráfico. En ese momento todo el pueblo sabe que ese día se casa Natalia e Isidro, que van a ir en calesa, y a qué hora es la misa y no supone ningún trastorno en el día a día de los ciudadanos. Circunstancia que en una capital de provincia sería prácticamente imposible, a no ser que la ruta estuviera milimétricamente preparada para ocasionar los menores trastornos a los conductores y viandantes.

BODA EN MEDINA DE RIOSECO 

Las bodas en Medina de Rioseco son un lujo porque los fotógrafos podemos solicitar abiertamente al cura que mantenga la puerta de la Iglesia abierta durante la celebración. Es bueno para nosotros por la cantidad de luz y para los vecinos curiosos que pueden asomarse libremente a ver que se cuece. Esto en una ciudad es impensable, porque una de las primeras cosas que hacer monaguillo cuando tiene lugar la entrada de la novia es cerrar sistemáticamente la puerta.

Hablando de entradas en la Iglesia en las ciudades siempre existe un protocolo muy marcado de cuándo y cómo tiene que entrar el novio o la novia. Pero en los pueblos estos protocolos se rompen y se adaptan a las tradiciones de cada municipio. Aunque en esta boda en Medina de Rioseco, la tradición es que primero entre los invitados, luego el novio del brazo de su madre y luego la novia del brazo de su padre; en otros pueblos encontramos tradiciones peculiares como por ejemplo que la novia entre la primera antes que cualquier invitado y se encuentre en el altar con el cura.

PRECIOS DE BODA EN MEDINA DE RIOSECO

Esto es algo muy peculiar porque sucede en muy poquitas ocasiones. Además, durante la celebración de la misa en los pueblos, los sermones que da el cura, como en este caso una boda en Medina de Rioseco, son muchísimo más personalizados. Hay que tener en cuenta que el cura conoce a los contrayentes de toda la vida. En muchos casos los ha bautizado, ha celebrado su comunión, les ha confirmado han celebrado los cursos matrimoniales allí y por lo tanto tienen una cercanía que las ciudades no se produce. 

La salida de los novios en las bodas de Medina de Rioseco son espectaculares, porque sobre todo si lo comparamos con las bodas  urbanas porque mucho más el color, el confeti, hay muchísima más cantidad de arroz y hay tremendas tracas.

En el banquete y la fiesta las bodas en Medina de de Rioseco también destacan. El novio negoció con la novia el lugar donde realizar la fiesta, porque para él era lo más importante, y la convenció para que se realizará en un restaurante en el que conocía a todo el personal y en el que se encontraba muy a gusto, porque con anterioridad había trabajado allí, con lo cual él tenía carta blanca para su fiesta. En las bodas en Medina de Rioseco al encontrarse en un ambiente conocido y con confianza los banquetes se dilatan mucho más en el tiempo y se hacen de una manera mucho más relajada, no como las ciudades en el que los tiempos para cada cosa los impone el organizador.

Empty tab. Edit page to add content here.